Serbia Europa

¡Encuentra tu alojamiento!

¿Alguna pregunta?https://europa.costasur.com/index.html

¿Alguna pregunta?

Tenemos la guía más exhaustiva de tu destino, así que si buscas información, has dado con la mejor fuente...

Tu billete onlinehttps://europa.costasur.com/es/horario-autobus.html

Tu billete online

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Todos son ventajashttps://europa.costasur.com/es/alquiler-coches.html

Todos son ventajas

Rompiendo mitos: alquilar un coche no es caro. Descubre lo barato que te puede salir moverte a tu antojo durante tus vacaciones con Costasur.

Alquilar

¡Más rápido aún!http://trenes.rumbo.es/msr/route/searching.do

¡Más rápido aún!

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Consulta tu ofertahttp://vuelos.rumbo.es/vg1/searching.do

Consulta tu oferta

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Al sureste de Europa, en la Península Balcánica, se levanta Serbia, país que quedó de la escisión de Yugoslavia. Hasta 2006, Serbia formaba un único estado con Montenegro. Hoy día cada uno es un país diferente y con muchos secretos y patrimonio natural y cultural que compartir con el resto del mundo.

Serbia es un país de contrastes que comulga su sentir más oriental, al sur, con su perfil cada vez más europeo y occidental, al norte. Su capital, Belgrado, que fuera también la capital de la antigua Yugoslavia, esconde muchas cosas que ver y que disfrutar. Empecemos un recorrido breve.

En la Ciudad Blanca, Belgrado, debe dedicar varios días de sus vacaciones para que le dé tiempo a ver, entre otras cosas, el bulevar bohemio y multicultural de Kneza Mihaiolova, el centro neurálgico de Belgrado, lleno de cafés y buen ambiente. En la ciudad antigua, destaca la ciudadela de Kalemegdan, donde puede visitarse parte de lo que queda. Asimismo, muy cerca de la ciudadela, está la parte más antigua de Belgrado, Stara Grad, donde se encuentran la mayoría de los museos de la ciudad: el Museo Nacional, el Museo Etnográfico, el Palacio de la princesa Ljubice, etc. Pida información en la Oficina de Turismo de la ciudad. Para darse un respiro y hacer algo de deporte, el parque Ada Ciganlija, un islote del río Sava, es ideal. Allí podrá nadar, alquilar una bicicleta, caminar o, simplemente refrescarse con rakia, la bebida balcánica por excelencia, en alguno de los cafés. El Templo de San Sava, también en Belgrado, es una de las iglesias ortodoxas más grandes del mundo, que comenzó en 1985, y que merece ser visitada.

Otras cosas que ver en Serbia son los monasterios que se esparcen por su territorio. Desde los frescos bizantinos del siglo XIV del Monasterio de Decani, el mayor de los monasterios medievales, o los del Monasterio de Gracanica, en Pristina, hasta el Monasterio de Studenica, que conjuga elementos bizantinos y románicos.

El museo al aire libre, también llamado etnopueblo, de Sirogojno es otra de las visitas obligadas. Este espacio abarca casi 15 hectáreas de edificios de madera (casas, talleres, iglesia…) y que contienen elementos auténticos de la vida ordinaria de la región de Zlatibor desde el siglo XIX.

En la ciudad universitaria de Novi Sad, al norte de Belgrado, podrá visitar tres museos que merecen la pena: el de la Revolución, el de Arqueología y el de la Pintura. Antes de irse, admire las vistas desde lo alto de Ciudadela Petrovaradin, del siglo XVIII.

Budva es costa y lugar elegido por muchos para sus vacaciones. Piérdase por algunas de sus playas. Pero si lo que prefiere es nieve, la estación más grande de esquí de Serbia, Kopaonik, con una superficie de 54 km, le está esperando.

Busque antes de ir su alojamiento en Serbia para que sus vacaciones sean perfectas.

Otros sitios y alternativas Costasur

Páginas similares en otros destinos
Otras páginas en este destino
Tags